lunes, 8 de diciembre de 2014

Un Garfield para una tarta

El otro día estaba en una tienda de repostería y un señor entró preguntando si le podían hacer una figurita de fondant para decorar una tarta. La respuesta fue la que suponía, solo vendían las figuras con tarta incluida, y es que en este mundo de la repostería creativa muy poca gente se atreve a vender las figuras sueltas. Esto no se debe a que no sepan hacerlas o a que no les compense económicamente, sino a que el precio de la figura sería tal, que al que seguramente no le compensaría sería al comprador, como poco le daría un pequeño infarto al escucharlo (eso sin exagerar).


La verdad es que es una pena pero no se valora igual el trabajo de modelar una figurita de azúcar que el de una de cerámica y, materia prima a parte, muchas veces estas figuras pueden llevar incluso más tiempo ya que por ejemplo el pegamento alimentario no es tan eficiente como un super glue. Bien es verdad que en teoría estas figuritas son para comer y, por tanto, más efímeras que las de arcilla, pero eso no significa que lleven menos horas de trabajo a sus espaldas, o que haya menos arte detrás de ellas.



Nunca he visto a nadie rechistar por pagar 30 o 50€ por una figura de barro, pero no se te ocurra decir que la de fondant cuesta mas de 10€. Incluso teniendo en cuenta que en muchos casos para la arcilla o la porcelana se utilizan moldes, la gente ve mas lógico sus precios frente a los de las de azúcar.


Para que os hagáis una idea una figurita de fondant o topper puede costar entre 5 y 80€ dependiendo del tamaño y del nivel de definición. Las figuras humanas más realistas, como mi chica bikini que tiene la nariz esculpida sobre la cara, son las más caras. Tenéis que entender que los materiales son caros y la figura puede llevar más de 10 horas de modelado. Por eso se suelen simplificar las figuras haciéndolas tipo comic o se venden incluidas en una tarta, de manera que sea mas fácil ajustar los precios.

 

En el caso de este Garfield, hacerlo me llevó 7 horas. Sobre todo invertí mucho tiempo en hacer las rallas porque probé diferentes técnicas hasta que di con la adecuada. Supongo que si tuviese que hacer otro no me llevaría mas de 5 horas, aunque como soy muy perfeccionista nunca se sabe. Mi marido siempre dice que eso me hace poco eficiente y, sobre todo, que los trabajos que hago sean poco rentables.


A modo de resumen, para que sepáis como lo hice, contaros que en primer lugar cogí un teléfono que tengo con la misma forma y lo coloqué sobre la mesa de modelado. 


Luego hice una estructura con bolas de porexpan que recubrí con fondant para hacer el cuerpo ya la cabeza. Preferí esto a hacerlas rellenas porque no sabía cómo iba a ser la consistencia de la tarta sobre la que iría colocada y no quería que se hundiera. Después le hice las patas, cola, orejas, ojos y hocico. 

 

Por último le puse las manchas cortando tiras de fondant con una herramienta de corte dentada (como la de la imagen superior). Solamente utilicé el rotulador negro para los puntos de la nariz ya que las rallas del cuerpo y las orejas eran demasiado grandes para que al pintarlas quedasen bien.

 

La verdad es que me quedó bastante similar al original y, si no hubiese sido un encargo, ahora mismo tendría un sitio privilegiado en mi estantería.

Esta foto me la ha facilitado la cumpleañera. 
(La figura quedaba estupenda sobre la tarta que hizo)

Creo que esta la figurita que mas me ha gustado de todas las que he hecho y de la que mas me ha costado deshacerme.

   Luz Ignesón


Si te ha gustado esta entrada puedes dejarme tu comentario más abajo, será bien recibido :)
Si quieres recibir todas las actualizaciones del blog por e-mail solo tienes que escribir tu dirección de correo electrónico en la pestaña de la columna derecha donde pone suscripción (no hacen falta mas datos).

© [2013-2014] [Be brown, be sweet]

10 comentarios:

  1. Vaya obra de arte! Me parece super ingeniosa la idea de poder poner tu figura sobre tu tarta de cumpleaños, si ya la tienes encargada, te hace ilusion hacerla o quieres hacerle una sorpresa al del cumple. Creo que la gente sí aprecia el esfuerzo que supone y el valor de la escultura (aunque sea de azúcar). Además Garfield es un personaje tan simpático que puedo imaginar la sonrisa del cumpleañera al verlo :-)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, es agradable ver que hay gente que si lo valora pero créeme no es lo habitual.

    ResponderEliminar
  3. La verdad me gustan todas tus tartas.Son increibles.Pero me decanto por tu garfield,aparte que es uno de mis personajes faboritos,te quedó mucho más guapo que el del teléfono.Y cuanta razón tienes en tu post,a veces la gente no ve el trabajo y la cantidad de horas que hay detrás.Porque estas tartas son distintas cada una de la anterior y son totalmente artesanales.Un beso y felicidades(Sorteo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Toñi!!! si es una pena que no se valore el trabajo artesano en este pais :( Pero por lo menos se que este Garfield gustó mucho y que lo tiene expuesto en una vitrina en la casa de la cumpleañera

      Eliminar
  4. Hola Luz!! Soy Gema!!

    Es cierto que no se valora todo el tiempo que lleva una figura en 3D hecha de fondant pero hay que hacerse valorar y explicar cuantas horas de trabajo supone.
    Me encanta como te quedó este garfield!! No te lo había visto. Yo tb tenía ese teléfono y cuando se descolgaba se le abrían los ojos, jeje.

    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je si a este también se le abren, es un teléfono genial! Este fue mi primer Garfield y costó mas que el resto que he hecho pero mereció la pena

      Eliminar

Gracias por dejar un comentario, prometo leerlo y contestarlo lo antes posible.

Si no consigues que se publique lo que has escrito, házmelo saber mandándome un mensaje (pestaña de la derecha). El formulario de comentarios a veces da problemas y no quiero dejar de leer tu opinión.